Fiestas populares de Valera de Abajo


 

Hay dos fiestas importantes en Valera de Abajo, las primeras son el 17 de enero, son las “Fiestas del Niño” que se celebran en honor a la imagen del mismo nombre. Estas fiestas se celebran siempre el sábado anterior al tercer domingo del mes de enero y se basa el una guerra entre moros y cristianos a base de versos, distintos juegos con las banderas y disparos de pólvora con arcabuces. Las otras fiestas de Valera de Abajo son el 3 de octubre y están dedicadas a la “Virgén del Rosario”, comienzan el primer viernes del mes de octubre y la fiesta está compuesta por la actuación de distintos grupos musicales, revistas de variedades, corridas y otros espectáculos taurinos.

FIESTAS DEL SANTO NIÑO DE VALERA DE ABAJO

Estas fiestas de Valera de Abajo fueron implantadas en el siglo XVI por el primer señor de Valera don Diego Fernández de Alarcón, más exactamente alrededor del año 1591. Está orientada a recrear los combates que siglos atrás mantuvieron musulmanes y cristianos.

Los primeros datos de las fiestas del “Santo Niño” de Valera de Abajo son de 1872 en las que la documentación existente nos cuentan la reorganización que en los reglamentos de las compañías de moros y de cristianos existían bajo el lema “Dulce nombre de Jesús”. Según estos datos la compañía de cristianos y la compañía de moros fueron constituidas en 1872 y cuentan ambas compañías con un registro de hermanos.

Un dato curioso en que las andas del “Dulce nombre de Jesús” fueron traídas de un origen desconocido y sol las mismas andas que se usan para la patrona “La Virgen del Rosario”.

Si hay que ubicar estas fiestas en el calendario, podemos decir que son el tercer domingo de enero, aunque realmente comienzan en día anterior con las tradicionales “vísperas”. Estas “vísperas” se trata de la bajada del ejército moro a por la izquierda y del ejército cristiano por la derecha encabezados por “la pita y el tambor” con una felicidad plena en cada uno de los ejércitos y completando esa bajada con cantos y bailes. Aunque para esos cantos y bailes debemos destacar un detalle, suele llegar este canto y este baile después de los primeros “reos” de vino.

La selección de esta fecha para las fiesta se debe al carácter religioso de la fiesta del Santo Niño, en el calendario durante las fechas seleccionadas tradicionalmente se celebraba la fiesta del Santo Niño y se deicidio añadir hace siglos la de moros y cristianos. Desde que se comenzó a celebrar solamente se ha interrumpido durante cuatro años, desde 1936 hasta 1940, el motivo fue la guerra civil española. La fiesta del Santo Niño, unido a la fiesta de moros y cristianos se han enriquecido mutuamente durante años, es por ello que se decidió que el patrón de Valera de Abajo debía ser el Santo Niño.

Los atuendos del ejército moro y del ejército cristiano no han variado durante años, los trajes, elaboradas normalmente de forma artesana por las mujeres del municipio se heredan durante generaciones, por lo que son usados durante tiempos ancestrales. Los atuendos del ejército cristiano son pantalón negro, camisa blanca y jersey negro, llevan una capa castellana de color negro también y un sombrero castellano que en el lado izquierdo tiene un ramillete que lo adorna. EL ejército moro tienen un atuendo mucho más llamativo tanto en colores como en ostentación, está formado por un pantalón bombacho de color rojo, medias de color blanco, camisa de color azul y un chaleco que está adornado con multitud de lentejuelas. Tres detalles de su indumentaria llaman especialmente la atención, la primera es la presencia en la camisa de color azul de un corazón bordado, la segunda es la presencia también como en el ejército cristiano de la presencia de una capa, pero en este caso es una capa muy vistosa de color rojo, y por último la última característica, y seguramente la más identificativa de todas es la presencia de un turbante en la cabeza de color rojo con adornado con multitud de elementos.

El motivo de las diferencias en cuanto a ostentación en el traje del ejército cristiano y en el traje del ejército moro de las fiestas de Santo Niño de Valera de Abajo se desde tiempo ancestral el pueblo “moro” era considerado una sociedad muy rica tanto en oro como en piedras preciosas, estaban siempre presumiendo de su riqueza con grandes ostentaciones. De ahí viene lo llamativo de sus trajes. Por otro lado el traje del ejército cristiano refleja perteneces a una clase social más sobria y con menos riqueza, por lo que la ostentación de sus ropajes es muchísimo menor.

Otro dato de las fiestas de moros y cristianos es que las mujeres no pueden participar por tradición en estas fiestas, aunque no es del todo cierto pues sin ellas las fiestas más populares de Valera de Abajo no podrían celebrarse, las mujeres se encargan de crear y preparar los trajes de forma totalmente artesanal, preparar las casas, organizar y tener todo preparado también para los tradicionales “reos”,… Los “reos” son juramentos en los que se jura dar buen vino y buena colación o “puñao” (mezcla de garbanzos, cañadones y caramelos) en las casas de todos aquellos “soldados”  que lo deseen.

Las filas están compuestas por capitán, teniente abanderado y sargento los cuales están encargados de que todo lo establecido en las fiestas de cada año se cumpla. Actualmente el bando cristiano cuenta con más miembros de los esperados y más también que el bando moro por lo que se ha añadido otro cargo más.


Las funciones de cada uno de los cargos de la fiesta de moros y cristianos de Valera de Abajo son distintas, en el caso del capitán este se encarga de dirigir a las filas llevando el bastón de mando y la banda, es también el que se encarga de administrar los bienes de la compañía y decidir sobre los gastos de la misma. Guarda y actualiza el libro de registro y de preservar y proteger la “maleta” donde se guardan la bandera, los antiguos sables, bandas, bastiones y otros tantos artículos relacionados con las fiestas.

El teniente abanderado es el responsable y encargado de la bandera, siendo también sus labores ser el personaje que se encargado de entregar y recoger la bandera cuando la van correr.

El sargento es conocido también como “el pincho”, el motivo es que portador de dicho símbolo que está creado en base a un bastón bastante alto que es vestido de cintas de colores y que termina su decoración con un pompón también de color. Es tradición que en las cintas se borden las iniciales de todos y de cada uno de los que a lo largo de la tradición y siempre de manera voluntaria han sido “pinchos” para que puedan quedar siempre en el recuerdo.

Hay que destacar también el cargo del general y el del general de dichos. El general, presente tanto en el ejercito cristiano como en el moro, va ataviado en todo momento de una banda que le cruza el pecho, en el caso cristiano la banda tiene los colores de la bandera de España y en el caso moro la banda es de color rojo. El general tanto del ejército moro como el del ejército cristiano de las fiestas del Santo Niño de Valera de Abajo son los máximos responsables a la hora de formar filas, por lo que es responsable completamente de ellas. Además es el responsable completo en la guerra de dichos que se realiza en domingo. Su cargo rota de un año a otro y es seleccionado por el capitán entrante de cada uno de los bandos.

Otros cargos de importancia son “El cabo”, que es otro de los mandos en cada uno de los ejércitos de las fiestas de moros y cristianos del “Santo Niño” de Valera de Abajo, su poder y sus obligaciones se encargan de asegurarse que en las filas existe un orden correcto de soldados, pudiendo sancionar de forma económica a todo aquel que no cumpla las normas o no se encuentre en las condiciones optimas. “Los mayordomos” son aquellos miembros de cada uno de los ejércitos que años anteriores han “cumplido”, su labor es la de tener en perfectas condiciones la iglesia durante todo el año y de que tanto el Santo Niño como los ropajes con los que ellos mismo lo visten estén en perfectas condiciones de limpieza y planchado, y curiosamente el cargo se llaman “los mayordomos” cuando realmente esta labor recae sobre las mujeres, por lo que deberían llamarse “las mayordomas”.

Hay una parte de las fiesta imprescindible por su tradición durante años, son los encargados de amenizar musicalmente los momentos más importantes de la fiesta del Santo Niño de Valera de Abajo, se trata de “la pita y el tambor”, se encargar de abrir filas marcando el paso que cada uno de los ejércitos llevan… son además los que tienen el privilegio de cerrar las fiestas todos los años.

FIESTAS EN HONOR A LA VIRGEN DEL ROSARIO DE VALERA DE ABAJO

Estas otras fiestas de Valera de Abajo son también muy populares, aunque desde luego no cuentan con la misma que las fiestas de Santo Niño. Se tratan de unas fiestas mucho más tradicionales ya que sus actos son la coronación de reina y damas, la tradicional misa y procesión, corridas y otros espectáculos taurinos, verbenas musicales,… Se celebran el primer fin de semana de octubre desde tiempos ancestrales.